martes, 31 de mayo de 2011

The Crimson Petal and the White: Si Jane Eyre fuera prostituta

The Crimson Petal and the White (El Pétalo Carmesí y el Blanco) es una miniserie -cuatro episodios- de la BBC 2, diferente y muy extraña. Ambientada en la era victoriana, tiene poco que ver con las series situadas en esa época a las que la BBC nos tiene acostumbrados.

La protagonista de The Crimson Petal and the White es Sugar (Romola Garai), una muchacha de diecinueve años que hace seis que es prostituta porque su madre (Gillian Anderson) la empujó a ello.

Sugar es realmente buena en su oficio, se dice de ella que "nunca decepciona". Es inteligente y, de forma autodidacta, ha adquirido una amplia cultura. Escribe una novela (ella la llama "un libro de odio") en la que una prostituta tortura y mata a los hombres que la han utilizado. A veces, cuando está con sus clientes, Sugar se siente tentada a traspasar la línea que separa la ficción de la realidad...

Unos de sus clientes, William Rackham (Chris O'Dowd), se enamora de ella. Sugar no sólo le da placer sino que también le aconseja sobre sus negocios y le ayuda a dirigir la fábrica de perfumes que posee.

Fascinante el personaje de Agnes (Amanda Hale), la esposa de William: Pasa la mayor parte del tiempo recluída en su dormitorio, escribiendo un diario en el que plasma sus delirios y alucinaciones mientras espera la llegada de un angel que la ayude a escapar del siniestro Dr. Curlew (Richard E. Grant), su médico de cabecera, que la tiene aterrorizada.

La serie, cuyo título es el primer verso de un poema de Alfred Tennyson, es una adaptación de la novela homónima de Michel Faber.

Según el director de The Crimson Petal and the White, Marc Munden, Michel Faber toma prestados los clichés de la literatura victoriana y les da la vuelta, contradiciendo las expectativas de sus lectores. Eso mismo quisieron hacer él y la guionista Lucinda Coxon: Tomar los clichés de las series televisivas situadas en la época victoriana y subvertirlos de forma que el mundo creado por ellos fuera creíble pero irreconocible.

Para ello, han jugado con elementos de géneros diferentes. The Crimson Petal and the White tiene momentos casi de documental, secuencias clásicas, escenas con estética de videoclip, fragmentos de película de terror... Algunas partes, cuando la esposa de William, Agnes, tiene alucinaciones y comportamientos extraños, recuerdan al Luis Buñuel más surrealista.

Como también hacen pensar en Buñuel, en el Buñuel de Los Olvidados o de las escenas de los mendigos en Viridiana , los fragmentos que suceden en el barrio mísero en que se halla el burdel en el que trabaja Sugar.

Para crear este barrio peligroso, oscuro, sucio, desesperado, Marc Munden se inspiró en las "Ilustraciones de Londres" de Gustavo Doré y en los barrios edwardiano de Nueva Deli y victoriano de Calcuta.

El resultado es esta serie, extraña, que entusiasmará a algunos (no me sorprendería que acabase siendo una serie de culto) y que detestarán otros. Porque no a todo el mundo le gustará ver una Jane Eyre prostituta.




18 comentarios:

Nerea dijo...

Suena sorprendente e interesante sin duda... mucho tiempo sin comentarte, lo siento pero cuando hablas de cosas queno he visto no se que decir. En este caso al menos tengo la comparacion que has hecho porque me encanta la novela de Jane Eyre.

La Guionista Reflexiva dijo...

Me alegra verte por aquí, Nerea.

No te preocupes, comenta cuando te apetezca. Aunque, eso sí, estoy encantada de que pases a saludar.

Un abrazo.

Fernando R. Genovés dijo...

Aunque la BBC ya no es lo que era, y ahora en series de TV mandan la Fox y, sobre todo, la HBO, me atraen la información y la reseña de tu post sobre una miniserie de la que no tenía noticia. La temática, desde luego, es apropiada para una producción británica. Ya te contaré mis impresiones cuando la visione.

Salucines

La Guionista Reflexiva dijo...

Ya me dirás, Fernando, qué te ha parecido cuando la veas.

A mí, el primer episodio me enganchó, el segundo... lo estaba viendo y preguntándome si la serie me gustaba o no pero no podía dejar de mirar. El tercero me fascinó y no tuve más remedio que ver el cuarto para saber cómo acababa.

Saludos.

Piru dijo...

Otro motivo más para recordar por qué la BBC lleva ya unos cuantos añitos (desde aquél Yo Claudio ha llovido ya) en la brecha en lo que a televisión se refiere. Mucho antes que la HBO o FX aunque algunos críticos lo quieran olvidar.

Un abrazo Guionista!

La Guionista Reflexiva dijo...

Tienes razón, Piru:

La BBC fue de las primeras que apostó por una televisión de calidad. Y eso que tienen el problema de tener una audiencia más heterogénea que la HBO o la FX, lo que les obliga a ser más "comerciales".

Pero parece que se han decidido a dejar su segunda cadena, la BBC 2, para "experimentos" de este tipo, lo que nos augura cosas interesantes, sin duda.

Un abrazo.

GCPG dijo...

Pues me pasa lo que a ti con los musicales. Las series... ¡me echan para atrás! Hace tiempo lo reflexionaba con Genovés y creo que aquí una vez hablamos del tema.

En cualquier caso, las productoras se están tomando en serio el formato y las inversiones son bastante considerables. Mi gran pero a este fenómeno es el éxito que la serie pueda tener. Ese punto y seguido con el que terminan en espera de su aceptación de público y crítica para su continuidad y que no hacen más que marear la perdiz con "más de lo mismo" mientras la audiencia aguante...

Miniserie, vale. Cuatro capítulos, los veré. Pero que se queden ahí, por favor, no prolonguen la agonía... No pronuncien la palabra "temporada"...

Saludos, Guionista.

Millz dijo...

Hola guionista, tanto tiempo. Qué pena que la miniserie no se conozca por estos lares. Igualmente tu entrada me tendrá alerta. Jane Eyre me trajo recuerdos de otras épocas. Hoy te visito desde otro de mis blogs que creo no conoces.Un abrazo.

La Guionista Reflexiva dijo...

Sí, GCPG, hace meses comentamos el tema de tu desapego por las series en este blog (creo que fue en mi entrada sobre Sons Of Anarchy).

Y tienes razón. Más de una vez, una buena serie se estropea por alargarla una o más temporadas a causa de la audiencia.

La miniserie es una buena medida, a mi entender: Dura más que un largometraje, lo que permite desarrollar mejor los personajes y tener varias tramas principales. Y mo dura una temporada completa, lo que permite mantener la historia más centrada que en el caso de una serie.

Pero, por otro lado, un largometraje bien escrito te deja una sensación de producto "redondo" que no se consigue con una historia más larga.

Saludos.

La Guionista Reflexiva dijo...

¡Hola, Millz!

Me alegro de que pases a visitarme.

¿Otro blog? Pero ¿De dónde sacas tiempo para escribir tanto, fotografiar tanto y viajar tanto?

Eres increíble Millz.

Pasaré a visitar tu nuevo blog.

Un abrazo.

sasadogar dijo...

Ciao Guionista,
qué dientes más largos se me han puesto!!!.me encanta lo histórico y esa revisión de esa época puede ser muy interesante.muchas gracias por la sugerencia!!!.
Nubladín saludo desde valencia.

La Guionista Reflexiva dijo...

Ya me contarás cuando la hayas visto, Sasa, qué te ha parecido.

Gracias a tí por fiarte de mis juicios.

Petonets.

Nocivo dijo...

Apuntada queda porque parece muy interesante, a ver si CuatrOº, que parece haberse especializado en series de época, la emite.

La entrada dedicada a "La sal de la tierra" ha sido muy interesante, desconocía todos esos hechos que influyeron en su gestación.

La Guionista Reflexiva dijo...

La Cuatro, Sr. Nocivo, o quizá Canal Plus, que es la que parece que está apoyando más en España las series innovadoras y alternativas.

Me alegra que le haya gustado mi entrada sobre La Sal de la Tierra. Es una película a la que tengo especial cariño.

Saludos.

sasadogar dijo...

Ciao Guionista,
la estoy buscando, pero aquí parece que no la venden, por lo menos en grandes cadenas.
Mi inglés está algo oxidado como para verla sin subtítulos, en la BBC, ¿alguna sugerencia?.
Mercí et bonnée journee

La Guionista Reflexiva dijo...

Ciao, Sasa:

No debería decir esto pero...

Prueba a "goglear": "The Crimson Petal and the White online".

Yo creo que internet te dará la solución al problema.

Ya me contarás. Petonets.

sasadogar dijo...

Mercí, sorry por el compromiso!!!

La Guionista Reflexiva dijo...

No hay de qué, Sasa. Al contrario, gracias a tí por fiarte tanto de mi juicio.

Un abrazo.