lunes, 11 de abril de 2011

Generation Kill: El Pitbull De América

"El Cuerpo de Marines es el pitbull de América: Nos pegan, nos maltratan y, de vez en cuando, nos sueltan para que ataquemos a alguien". Eso es lo que opina Ray (James Ransone) uno de los personajes de Generation Kill.

Generation Kill es otra excelente serie de la HBO, realizada en 2007, y otra creación de los guionistas Ed Burns y David Simon (The Wire, The Corner, Homicide, Treme).

Esta miniserie de siete episodios sigue a un batallón de reconocimiento de marines norteamericanos durante los primeros 40 días de la guerra de Irak de 2003 y se centra en la experiencia de los jóvenes desde un punto de vista realista que se acerca bastante al documental.

Fieles a su estilo, Ed Burns y David Simon no escriben la clásica historia a la que estamos habituados: Un protagonista, rodeado de varios personajes principales y secundarios, al que se le marca un objetivo que luchará por conseguir durante todo el relato teniendo, para ello, que superar diferentes dificultades.

Como es su costumbre, Ed Burns y David Simon se centran en un grupo de personajes sin objetivos claramente definidos, sin protagonistas ni antagonistas, sin buenos ni malos. Sólo un grupo de seres humanos que lleva adelante su vida como mejor sabe y puede. No es fácil mantener centrado un guión partiendo de esta premisa pero a estos dos escritores les suele funcionar bien.

Esta vez han tenido como co guionista a Evan Wright, un periodista que convivió con los Marines en Irak como enviado de la revista Rolling Stone. Inicialmente, Evan Wrigth escribió una serie de artículos sobre el tema para su revista y más tarde publicó la historia en un libro del que ha surgido la adaptación televisiva.

La serie cuenta los problemas cotidianos de estos Marines que deben superar la incompetencia de sus oficiales, las carencias de equipamiento y una estrategia bélica confusa.

Tambien el espectador puede sentirse confuso a veces mientras ve Generation Kill porque casi nunca tiene toda la información necesaria para entender la acción, dónde están los personajes y qué hacen allí. Esto es intencionado, como explica Evan Wright: "A menudo Colbert (Alexander Skarsgard) y los otros Marines no sabían porqué estaban siendo enviados a una carretera concreta en un momento concreto hasta mucho después de haber terminado su trabajo. David Simon y Ed Burns querían sumergir a los espectadores en medio de la acción del mismo modo que lo estaban los Marines, con un muy limitado conocimiento de la situación. Esta forma de contar la historia pide un poco más de los espectadores. Pero también da a los espectadores una mejor oportunidad de entender las experiencias de los combatientes".

Generation Kill cuida el realismo en sus diálogos, llenos de exabruptos y palabras malsonantes. Evan Wright temía que David Simon quisiera quitar determinados términos utilizados por él en el guión y que corresponden a la forma en que hablaban los Marines con los que convivió. Pero eso no sucedió porque, como él mismo dice, ambos estaban de acuerdo "en retratar a los Marines como son, no como la gente en sus casas puede pensar que deberían ser".

Y, al parecer, lo han logrado. Como siempre, David Simon y Ed Burns han hecho un buen trabajo.

20 comentarios:

DDmx dijo...

Como siempre. grande ed burns.

La Guionista Reflexiva dijo...

Estamos de acuerdo, Ddmx: David Simon y Ed Burns son dos guionistas muy grandes.

Saludos.

Piru dijo...

Todavía no he tenido oportunidad de verla con atención, pero creo que no tuvo el éxito esperado entre el público en general, incluso llegando a defraudar por las altas expectativas que había depositadas en un nuevo "The wire" (es una forma de hablar). Supongo que ese texto subrayado en negrita que has destacado es la explicación a ese falta de conexión en esta ocasión, no siempre que se arriesga se gana, aunque personalmente prefiero a los equipos que arriesgan y ponen todo en el asador.

Un abrazo guionista!

La Guionista Reflexiva dijo...

Sí, Piru, supongo que tienes razón:

A la mayoría de la gente le gusta que se lo den todo bien masticado, que haya un protagonista claro, que sea "el bueno" y con el que se puedan identificar. Y que la historia tenga un objetivo concreto.

The Wire se parecía, técnicamente, a Generation Kill pero era más "comercial" al tener un caso por temporada como excusa narrativa para mantener unido al grupo de personajes que se estudiaba.

En Generation Kill han prescindido de esa excusa narrativa y eso la hace menos comercial pero más interesante desde el punto de vista de guión.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Ciao Dialoguista,
yo llegue a esta serie por caminos más vanales; siguiendo la pista de Alexander Skarsgard-Eric en "True Blood"- y me ha encantado.
Porque destila veracidad,como tú bien dices, los personajes no tienen un objetivo claro y son llevados de acá para allá para mayor gloria de sus superiores, aún a riesgo de sus vidas.
No hay nada de glorioso en esta ni en otras guerras.Las escenas con civiles me dan mucho corage, porque son sin duda, la parte débil del eslabón, los que están en medio de los dos bandos y los que sufren las consecuencias de emboscadas mal planeadas o soportan la dureza de los éxodos que conllevan las guerras( escena de las caminatas de los refugiados, cuando el doctor asegura que no sobrevivirán).
Aspera y ruda como se debe quedar la boca en el desierto, con ese calor.
Por cierto sobre el mismo tema y las consecuencias de esas experiencias me encanto "En tierra hostil", de Catherine Bigelow.
Un saludet, desde la capital del Turia

La Guionista Reflexiva dijo...

Tienes razón, Anónimo, respecto a los civiles:

Se calcula que, en las guerras actuales (a partir de la segunda mitad del S. XX) en una guerra mueren un 5% de militares y un 95% de civiles.

Me parece acertada la forma en que retratan a los civiles en Generation Kill, como simple telón de fondo porque, me temo, así es como deben de vernos los militares cuando están inmersos en una guerra, como una parte del decorado...

Saludets.

satrian dijo...

Marines enviados sin sentido a muchos sitios, que les impiden tomar iniciativas en el campo aunque tengan mejor visión que sus mandos sobre la situación, desorganización, caos, de nuevo David Simon y sus denuncias.

Cinemagnific dijo...

A bajarla!!!!!!!!!!!!!!!!

sasadogar dijo...

Dialoguista,
¿qué opinas de la serie Spartacus:blood and sand?.Estoy requete-enganchada.¿Habre vivido en otra vida ene l imperio romano?.
Soy la anónima de antes, que no he podido identificarme.
Gran post sobre Generation Kill.
Besets

jesus (of suburbia) dijo...

David Simon que estés en los cielos. Este hombre es un genio. Generation kill es magnífica, y es verdad que a veces no sabes donde estás metido, pero era justo eso lo que pretenden. Y esa escena final del séptimo capítulo, esa especie de vídeo resumen con Johnny Cash de fondo, donde todos se van marchando dándose cuenta de lo que han hecho. Es como el reverso intimista de la guerra, menos espectacular que The Pacific, pero más inteligente. Ahora esperando estamos a la 2ª temp de Tremé. John Goodman que estés en los cielos.

Fernando R. Genovés dijo...

Guionista: aun siendo una miniserie, estoy a medio completarla, ¿te lo quieres creer? No por desinterés ni decepción, sino, sencillamente, por dar preferencia a otros vehículos. ¡Así está el tráfico! Con tu recordatorio, le dedicaré, en breve, un par de noches a fin de terminarla.

El tándem Simon-Burns destila calidad, profesionalidad y una mirada crítica sin contemplaciones. Sus trabajos, además, están muy bien documentados. Dices para que hacer el guión de "Generation Kill", ficharon a un directo conocedor de la misión y el día a día de los marines. ¿Acaso no fue dejar Burns la policía de Baltimore y ponerse a trabajar en "The Wire"?

Salucines

La Guionista Reflexiva dijo...

Sí, Satrian:

De nuevo Simon, Burns y sus denuncias. Y lo hacen sin dar mítines ni grandes peroratas. Se limitan a poner delante de la cámara lo que ven, como si estuvieran haciendo un reportaje.

Saludos.

La Guionista Reflexiva dijo...

Hola, Cinemagníficus:

Pues eso, ¡a bajarla!

Un saludo.

La Guionista Reflexiva dijo...

Hola, Sasa:

Te he reconocido antes por el "Ciao" y lo de la ciudad del Turia. Ya me he imaginado que habrías tenido algún problema con la firma...

De Spartacus sólo he visto el primer episodio porque me lo recomendaron un par de amigos y ya me advirtieron que debía tener paciencia porque tarda un poco en ponerse interesante.

La tengo pendiente porque se me amontona la faena con tanta película y serie que ver. Pero entre la opinión de estos amigos y ahora la tuya, voy a intentar verla pronto.

Por cierto: La Dialogista es otra compañera blogger que tiene un blog magnífico: Diálogos Cinéfilos. Has tenido un lapsus, jejeje...

Petonets.

La Guionista Reflexiva dijo...

Hola, Jesús:

¡Qué buena, pero qué buena es Tremé! Yo también estoy deseando ver la segunda temporada.

Saludos.

La Guionista Reflexiva dijo...

Fernando:
Entiendo que se te amontonen las series. ¡Hay tanto que ver!

Para Generation Kill, no sólo contrataron como guionista a Evan Wright, el periodista que estuvo allí, sino que contrataron a dos Marines como asesores durante la escritura del guión y el rodaje.

También (como hicieron en The Wire) contrataron a uno de los Marines para que interpretase su propio personaje: El Sargento Rudy Reyes.

Un saludo.

Atticus dijo...

Cuántas ganas dan de ver Generation Kill después de leer tus palabras, que, como siempre, son dictadas por el buen juicio, no por la pasión exacerbada... The Wire y Tremé me encantaron, y me has animado a ver ésta. Grancias, guionista!
Saludos

La Guionista Reflexiva dijo...

Gracias a tí, Atticus:

A todos los que os gustó The Wire, probablemente os gustará un miniserie anterior de David Simon y Ed Burns (la primera que escribieron) y que es como el prólogo o el ensayo de lo que sería The Wire: Me refiero a The Corner.

The Corner está situada en el mismo barrio que la primera temporada de The Wire y cuenta la vida real de algunos personajes que luego saldrían en The Wire.

Saludos.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Ahh, pues si es sólo de siete capítulos intentaré verla. Un saludo.

La Guionista Reflexiva dijo...

Hola, Emilio:

Sí, son sólo siete episodios de una hora de duración.

Saludos.