lunes, 24 de enero de 2011

Avatar: Un Western De La Posmodernidad

La entrada de hoy está escrita por un invitado: David Marin. ¿Es Avatar un western? Tú ¿qué opinas? David así lo argumenta en su artículo:



Apoyar este discurso en el más que evidente parecido entre los Na'vi y las culturas originales de América del norte podría considerarse un insulto para los lectores más exigentes. Recordemos entonces la premisa fundamental que establece el género western.

“Historia que se genera a partir del conflicto ocasionado por un enfrentamiento entre la ley civil y la ley natural”.

Una vez conocemos esta premisa, analicemos los conflictos principales del relato en cuestión. El primero sería el enfrentamiento de intereses entre la compañía minera y las tribus nativas. Por otro lado existe un conflicto dentro de la propia compañía entre el equipo científico y el militar/ejecutivo. Y por último y no menos importante, sería el conflicto interno del propio protagonista (Sam Worthington). Por un lado tenemos al Jake Sully ex-marine que cumple las ordenes de la llamada del deber y por el otro el Jake Sully que empatiza con los indígenas y llega a formar parte de la tribu.

También debemos exponer cuales son las características fundamentales del modo de representación posmoderno y comparándolas con el análisis de la película poder interpretar si podría incluirse dentro de éste.
Según la tesis que sostiene el presente artículo existe una hibridación de géneros, en este caso entre el fantástico y el western. Otro punto a favor de esta clasificación sería la utilización predominante de la violencia y el uso del sexo como elemento perturbador (sexo entre especies). Pero también podemos observar un elemento que refuta esta idea, como sería la inexistente fragmentación del relato, otra de las propiedades del citado modo de representación. El resto de características importantes serían la superposición de la estética por encima de la ética y la complacencia con el poder y el público. Sobre ambas afirmaciones debemos realizar un análisis más profundo antes de sacar conclusiones.
Ante la primera afirmación podemos concluir que ambas toman un papel fundamental dentro de la historia. En defensa de la estética debemos recordar el avance técnico que utiliza la película (3D) y, por otro lado, el uso de escalas cromáticas bien diferenciadas entre los nativos de Pandora y los humanos. Pero el componente ético, que llega a ser moralizante, esta presente en el mensaje que el autor transmite durante todo el film.
Con respecto a la segunda sentencia debemos separar ambos componentes. Por un lado busca la complacencia del público, puesto que establece el camino del héroe como motor de la historia, utiliza la acción y los efectos digitales para atraer a la gran masa y realiza una campaña de marketing envolvente que hizo la cinta tuviera una gran éxito en taquilla. Sin embargo no fue del todo complaciente para la industria cinematográfica en particular, ni para el poder en general, por la posición en la que deja al expansionismo industrial y al colectivo militar. Prueba de esta falta de complaciencía sería el desastroso resultado de la película en la ceremonia de los Oscar.


Autor: David Marín.

Licencia de Creative Commons
Al otro lado del muelle is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported License.
Based on a work at alotroladodelmuelle.blogspot.com.

28 comentarios:

La Guionista Reflexiva dijo...

Como hoy no he escrito yo la entrada, voy a aprovechar para ser la primera en comentar:

Estoy de acuerdo en que Avatar tiene bastante de western (la premisa de "ley civil contra ley natural" en que se basa David).

Pero su protagonista no es el protagonista de western: cierto que se convierte en un "outlaw", como los protagonistas de los westerns, pero no es un solitario -ya sea por elección o por inadaptación- sino que es un ser social, plenamente integrado en su ambiente -primero entre sus compañeros y después entre los Na'vi-, lo que le convierte en el habitual protagonista de ciencia-ficción.

Claro que, como bien apuntas, David, Avatar es un híbrido que mezcla elementos de diferentes géneros: fantasía, ciencia ficción, western...

Nerea dijo...

Fui a verla, no te dire que es una basura, pero... nada, no llega ni a la suela del zapato de lo que dijeron que seria. Cameron nos vendio una nueva gran saga de ciencia ficcion, y nos llega con esta historieta, refrito de muchas cosas, que aspira a mucho, y se queda en nada frente a otras grandes sagas de fantasia o ciencia ficcion cono Star Wars, Harry Potter, Matrix o El Señor de los Anillos.

La Guionista Reflexiva dijo...

Sí, Nerea: Mucha gente salió decepcionada del cine con Avatar.

Yo no esperaba mucho de ella porque James Cameron no me interesa demasiado, así que encontré en el cine lo que ya me esperaba y qye coincide bastante con lo que tú opinas.

Un abrazo.

Piru dijo...

Yo pienso que se parte de una premisa falsa, o errónea, que debilita toda la posterior argumentación. No tanto por ser errónea sino por su generalidad, vendría a cuestionar la definición de western:

“Historia que se genera a partir del conflicto ocasionado por un enfrentamiento entre la ley civil y la ley natural”.

Entonces, una película sobre los juicios de Nuremberg, ¿es un western?.
¿Y una película sobre las guerras entre romanos y bárbaros sería un western-peplum?.

En mi opinión, nada erudita, es un error considerar como western tal generalidad.

Sí tiene elementos comunes con el western: es más que evidente que los Na´Vi son indios americanos, incluso sus ritos y lenguaje es muy similar fonéticamente. Y el hombre blanco que se vuelve contra su raza, un Bailando con lobos, vaya.

Creo que también debemos partir de una premisa: sobre géneros no hay nada escrito. Nada de nada. Podemos encontrar tantísimas mezclas de géneros que no sería extraño encontrar "notas" del western en esta cinta, ya lo vimos en ""Enemigo a las puertas"", pero creo que considerar esas características en su conjunto suficientes para valorarlo como un western es un error.

Esta cinta está ambientada en el futuro, un futuro lejano, lo que nos puede conducir a considerarla de tipo "futurista" osease, ciencia ficción. No creo necesario volvernos locos más allá de esa valoración, a pesar de que tenga otros elementos. Sería tanto como considerarla una película bélica porque hay numerosas escenas de lucha.

Un saludo Guionista!

Pd: a mi tampoco me pareció nada fuera de lo normal esta cinta. A aquellos que la consideran un peliculón les conviene revisionar El sueño eterno ;) un saludo!

La Guionista Reflexiva dijo...

¿Qué tal, Piru?

No sé hasta que punto se puede considerar Avatar como western porque lo cierto es que la ví sin prestarle demasiada atención y no he vuelto a pensar en esta película desde entonces.

Lo que sí me parece básico para que un western lo sea, es el hecho de que debe haber una relación entre la ley civil y la ley natural. Entiendo que forman parte de la "ley natural" los "fuera de la ley", los aventureros, las prostitutas y esos personajes que aparecen en los western (y en otras películas)que no siguen la ley de la sociedad establecida sino su propio código o algo que se le parece.

Que un personaje siga la ley civil o la ley natural no le convierte en "bueno" o "malo" de la película, simplemente tiene una posición vital determinada.

Tampoco creo que, en un western, tenga que haber necesariamente oposición entre ambas formas de entender la vida: Por ejemplo, el periodista -ley civil- de muchas películas del Oeste se alía con el "outlaw" o pistolero -ley natural- contra los malvados de turno. Otras veces, tanto el "bueno" como el "malo" son dos pistoleros de pasado turbio y por lo tanto ambos seguirían la "ley natural" y no la civil.

Naturalmente, como tú bien dices, hacen falta más elementos para decidir si una película es un western o no: estructura, constantes de personajes, de temas, tratamiento de los mismos, etc.

Una película sobre los juicios de Núremberg no sería un western porque, a mi juicio, Nazis y Aliados obedecían a una ley civil, no a una ley natural (natural en el sentido de "no elaborada").

Tampoco creo que haga falta que haya indios en un western para que lo sea. Y, si los hay, no siempre representarán la "ley natural".

Sobre la teoría desarrollada por David en la entrada, creo que debería ser él quien la argumente.

P.D. A mí también me recordó Avatar a Bailando Con Lobos, por el rollo hippie y la filosofía para turistas...

Un saludo.

Millz M dijo...

Hola Guionista, te escribo desde mi otro Blog Http://mispoemasenflor.blogspot.com para saludarte, desearte que no pases fríos y decirte que con Avatar se creó mucha expectativa. Podría haberse aprovechado el tema para un mejor guión. Técnicamente impecable. Un abrazo

La Guionista Reflexiva dijo...

Hola, Millz:

Me alegro de verte por aquí. Un abrazo.

David Marín dijo...

Hola a todos.

Antes que nada creo que en ningún momento del texto doy mi opinión sobre la película y para nada es esa mi intención al redactar el artículo. Por el contrario lo que busco es rescatar lo poco que se puede de una cinta que llega a ser infantiloide. Y no sin otro motivo que no sea el de iniciarme en el análisis de guión.

El error que he cometido es, como bien argumenta la guionista reflexiva, centrarme en la consideración posmoderna en vez de en el estudio de las constantes del género. No por que no lo haya hecho, sino por querer amoldarme al estilo de redacción de los blogs (hasta 500 palabras). Tal vez debería redactar de nuevo el artículo para otro tipo de publicación.

Tan sólo 2 apuntes a este respecto... El personaje de Sigourney Weaver respondería al modelo de ex-pistolero, ejerciendo a la vez de "mentor" en términos del camino del heroe. Y su laboratorio vendría a ser la casa alejada de la población como se marca en el género western.

Por otro lado quiero agradecer a tod*s los que han opinado sobre el tema. Jamás fue mi intención poner este film a la altura de los analizados en el presente blog, pero para iniciarme prefiero equivocarme con algo que tenga más a mano que con uno de los grandes clásicos.

Guionista, quiero darte las gracias por ofrecerme la oportunidad de publicar en tu blog.

Un saludo

La Guionista Reflexiva dijo...

No tienes que darme las gracias por nada, David, al contrario: te agradezco todo el tiempo que te has tomado para escribir esta entrada y que hayas querido publicarla aquí.

No creo que te hayas equivocado con tu artículo: si tú sigues considerando que es un western, no tiene que influirte la opinión que demos otros, puedes desarrollar tu argumento en tus respuestas a los comentarios, originando así una interesante discusión sobre el tema tratado.

Lo que diferencia a un blog de otros medios de comunicación es su interactividad: Los comentarios son más importantes que las entradas, ya que es en ellos donde realmente se pueden desarrollar los temas que el blogger apunta en sus posts.

No creo que nadie haya interpretado que analizabas esta película porque te gustase ya que no lo das a entender en ningún momento.

Pero habrá gente a quien sí le gusta Avatar, y me parece muy bien: una de las características de este mundo es la pluralidad.

Un abrazo.

Piru dijo...

Buenas a todos

David: yo tampoco creo que debas disculparte ni que hayas querido expresar que Avatar sea una magnífica película. Lo digo en el caso de que te dieras por aludido en mi última posdata: para nada iba por ti, sino por un conjunto de internaturas que no entendían en la pagina de cadena ser la nominación de Avatar a la peor película de la década. La ponían poco menos que de obra maestra, por eso creo que deberían ver El sueño eterno, para saber lo que es una obra maestra jejeje aunque como bien dice la guionista, esa pluralidad siempre es respetable.

Guionista: cuando me referí a los nazis quería decir la cuestión sobre unos juicios sin ninguna base previa (salvo la ley natural) frente a la falsa legalidad nazi (ley civil), se puede ver perfectamente en Vencedores y Vencidos (juicios sobre los abogados, jueces, legisladores nazis, etc).

Sigo pensando que son premisas muy generales: podíamos considerar como western cientos de películas cuya intención es completamente diferente.

Leyendo el contra-argumento de David sobre la Doctora a modo de pistolero-mentor para apoyar de nuevo su idea sobre el western, me asaltarían las mismas dudas y cuestiones. Por desestabilizarlo un poco opondría que esos viejos mentores del protagonista suelen haber tenido un pasado ligado a los outlaws (no es el caso), tienen sabiduría de la calle, por su experiencia a lo largo de los años (tampoco es el caso ya que la doctora es bióloga) y es un recurso no exclusivo del western (recordar el Karate Kid por ejemplo).

Un saludo a todos

La Guionista Reflexiva dijo...

Vencedores y Vencidos, ¡qué gran película, Piru!

Lo que entiendo por "ley natural" no tiene que ver con la justicia o la injusticia, sino con la falta de elaboración, con lo primario.

Desde mi punto de vista, en Vencedores y Vencidos ambos siguen una "ley civil" en el sentido de que hacen lo que hacen por tener un código de conducta (justo o no) elaborado, "civilizado" (este término puede ser positivo o negativo). Pero hace tiempo que no he vuelto a verla y puede que no la recuerde bien.

Como ya he dicho en uno de mis anteriores comentarios, estoy de acuerdo contigo en que para llamar western a una película hace falta tener en cuenta otros muchos factores además de la famosa premisa "ley natural-ley civil".

Está resultando interesante esta "conversación", jeje...

Un saludo.

GCPG dijo...

Saludos a tod@s:

Enhorabuena a David por abrir un debate sobre Avatar que no sea lo buena película que decían que era, y lo mala que resultó ser. Pero como dicen siempre, para gustos...

Circunscrito ya al debate abierto, y creo que tomando las definiciones ya establecidas de ley natural vs. ley civil (suficientemente resueltas) voy a continuar a partir de ahí. Obviamente, el western parte de ahí, aunque se ha reformulado con el paso del tiempo. La cercanía de Avatar con el western, en este sentido, es clara. Pero en su contra van muchos otros elementos: la película tiene un fuerte componente bélico impensable en un western; el panfleto medioambientalista -le llamo panfleto porque no es ni siquiera una seria ideología- no casa muy bien con la temática de los western; el outlaw de turno no tiene (o no lo recuerdo) ningún pasado oscuro, ni una fuerte personalidad, ni liderazgo.

Vamos, que hay un eco de western en esta película (lo habéis comparado ya con Bailando con lobos, y es cierto que tiene algún punto en común), pero es un eco lejano.

Enhorabuena por el análisis, que ha generado este interesante debate.

Saludos

La Guionista Reflexiva dijo...

Como casi siempre ¿o es siempre?, GPCG, estamos de acuerdo.

¿Quién decía que el western era un género acabado? No hay más que ver los debates que desata su sola mención para comprobar que sigue vivo y bien vivo.

Un saludo.

Piru dijo...

Buenas de nuevo:

Por matizar de nuevo (jijij): ley natural hace alusión a unos derechos intrínsecos con la condición del ser humano, precisamente a lo primario a lo que aludes Guionista.

Y por otro lado, comentaba GCPG que esa carga bélica es impensable en un western: pues bien, me gustaría saber la opinión de los directores de Misión de Audaces, Murieron con las botas puestas o Mayor Dundee, al respecto.

Un saludo!

Flamingo dijo...

Hola querida guionista lo primero felicitar al autor del artículo esta excelentemente redactado y es muy ameno.
Veras, he intentado ponerme a silbar un poco para ver si publicabas algo sobre cualquier otro director y que así no se notara que no había pasado por aquí, pero sabes que te tengo mucho aprecio y tengo que dar la cara.
Lo reconozco, no termino de entrar por AVATAR, tengo un problema con esa película, es evidente que el autor tiene mucha razón al encontrar claras reminiscencias del Western (yo añadiría bélicas del tipo a Walhs), eso es algo habitual en el megalómano Cameron, no hay más que recordar el mejor reflejo de John Wayne que se ha visto en el cine actual, reconozco que la escena final de “Terminator” dos es todo un homenaje al duque.
No hay cosa que mas me fastidie en el mundo que pasar por snob pero no tengo más remedio que reconocer que AVATAR pudo haber sido una obra maestra grandiosa y se quedó en una película que será muy amada por varias generaciones pero no llegó al que hubiera suido su verdadero espacio.

El problema de Cameron fue crear una serie de expectativas metafísicas que al final no se vieron reflejadas en la psiquis del espectador porque avatar es una película de aventuras, una excelente cinta de aventuras pero solo eso.

Los efectos especiales son grandiosos, pero yo todavía alucino con los de memorias arriesgadas, me parecieron mucho más verosímiles, pero esto reconozco que ya es a causa de que me hago mayor.
¿Ves porqué quería escaquearme? :)

La Guionista Reflexiva dijo...

Hola, Piru:

Está visto que, aunque estemos de acuerdo en lo esencial, seguimos sin ponernos de acuerdo en los matices. Pero eso es lo interesante.

Un saludo.

La Guionista Reflexiva dijo...

Gracias, Flamingo, por acabar comentando a pesar de querer escaquearte, jajaja...

Yo creo que no has quedado nada mal con tu análisis.

Debo confesar que yo ví Avatar con poco interés y no había vuelto a acordarme de ella hasta ahora. Con vuestros comentarios, me estáis haciendo pensar más de lo que lo ha hecho nunca Cameron, jajaja...

Saludos.

GCPG dijo...

Respondiendo a Piru, no he dicho que lo bélico esté reñido con el western (la Guerra de Secesión está ahí, obviamente). Matizo que la carga bélica que posee Avatar es impensable en un western. La de Mayor Dundee está situado, por otra parte, en las postrimerías de un género que se daba por acabado (el tiempo confirma, una y otra vez, que el género no está agotado en absoluto y que cada cierto tiempo se "reinventa").

También quiero matizar que hablar de género, en términos absolutos, es una tarea inútil, ya que muchas películas beben de varios géneros. Por eso, hablamos con la conciencia de referirnos al término clásico.

Saludos

La Guionista Reflexiva dijo...

Y no sólo muchas películas beben de varios géneros, GCPG, sino que los parámetros utilizados para agrupar las obras en determinados géneros también varían según la época.

Sobre cómo el término "género" conlleva en sí mismo significados diferentes según los distintos sujetos que lo enuncien, existe un libro muy interesante escrito por Rick Altman: "Los Géneros Cinematográficos".

Saludos.

GCPG dijo...

Gracias por la recomendación. Apuntado queda :-)

La Guionista Reflexiva dijo...

¡Nos ha vuelto a pasar, GCPG!

Mientras tú estabas escribiendo el comentario de arriba en mi blog, yo estaba escribiendo uno en el cineforum del tuyo, jajaja...

GCPG dijo...

Jajaja, cualquier día intercambiamos blogs y no nos damos ni cuenta...

David Marín dijo...

Hola a tod*s;

Antes que nada quiero agradecer todos los comentarios y también reconocer que estaba un poco flojo de moral justo después de la publicación.

Parafraseando a la Guionista ... el western sigue vivo... espero que los Hnos. Cohen hayan cumplido con el género y podamos comentar su nueva película en este blog y que se abra un debate tan intenso como el que he podido disfrutar.

Sabed que tenéis un nuevo seguidor en vuestros blogs y si retomo el mío de cine os enlazaré gustosamente.

P.D.: Yo también me anoto la referencia bibliográfica.

La Guionista Reflexiva dijo...

¡Wow, David!

Me alegro de que hayas sabido tomarte cierta distancia para vivir tu "experiencia" como blogger invitado.

No dudes en retomar tu blog de cine porque tienes muchas cosas interesantes que contar y que enseñarnos a todos.

Tengo más cosas que decirte (todas buenas) pero ya charlaremos la semana que viene delante de un café (si mejora el tiempo y podemos tomarlo en una terraza ¡qué putada nos está haciendo el supuesto "estado del bienestar" a los fumadores!).

Un abrazo.

David dijo...

Hola a todos, interesante debate al que llego un pelin tarde. Trataré de no repetir ninguna de las ideas ya comentadas, pero en lineas generales decir que sí que en avatar hay influencias muy evidentes del western, no sólo en su linea más eco-indigenista (algo muy obvio) sino en otros aspectos que conectan directamente con la iconografía del género.
Citaré:
-"La doma del caballo salvaje por parte del pietierno de turno", es lo que hace nuestro outlaw cuando aprende a montar en los bichos feos esos.
-"El duelo final" sustituyendo el OK corral por la selva de Pandora y los revolveres por armas de destrucción masiva.
-"La interacción del individuo y su psicología con la naturaleza" Algo muy del cine de Anthony Mann que Cameron traslada de manera un tanto grosera a Avatar. Ya que mientras Jake vive como un humano o aprende en el avatar la naturaleza se torna amenazadora y peligrosa (como lo son los propios humanos) y cuando se convierte en un miembro más de la tribu la natutraleza deja de ser enemigo para tornarse en aliado.

Para terminar parafrasearé al propio Mann para evidenciar que en el western caben muchas cosas... hasta Avatar si nos descuidamos:
-“El western es el género más popular, y otorga más libertad que los otros para poner en escena todo tipo de pasiones y acciones violentas. Creo que es también el género que envejece de forma menos rápida, porque resulta esencialmente primitivo. No tiene ninguna regla y todo es posible. De él, sobre todo, surge la leyenda, y es la leyenda lo que ofrece un cine mejor, lo que excita la imaginación”.

Saludos a todos y enhorabuena al tocayo por el debate que ha abierto la entrada y a la guionista por alvergarlo.
(ciclos de cine)

La Guionista Reflexiva dijo...

No llegas tarde, David (ciclos), al contrario: Llegas a punto para echar más leña al fuego, jajaja...

Añades elementos no comentados aún en este debate y eso le da más interés.

Gracias por compartir con nosotros tu opinión.

Saludos.

Elisa dijo...

En estos días la están pasando por TV.
Yo la ví en cine (no versión 3D porque la considero cansadora para la vista) y ya está. No la vería de nuevo.
Buenos los efectos. Punto.
Buen fin de semana

La Guionista Reflexiva dijo...

Yo tampoco la vería de nuevo, Elisa.

Buen finde. Un abrazo.