jueves, 2 de diciembre de 2010

Un Regalo Imaginativo

Ya tenemos las fiestas navideñas encima y todo el que tiene algo que vender se lanza sobre nosotros sin piedad, para tratar de quitarnos los pocos euros que la crisis nos ha permitido conservar.
Yo os propongo un ejercicio que no cuesta dinero: Elsie, nuestra amiga panameña que ya ha colaborado en este blog en una ocasión anterior, vuelve a ser generosa y nos obsequia con un regalo de su imaginación. ¡A ver si sirve para poner la nuestra en marcha!
Elsie nos envía una de sus ideas para que nosotros juguemos a darle continuación, a acabarla, a hacerla ir para otro lado...
Aquí está:



LA MEJOR ACTUACIÓN:

Sara tiene tres matrimonios fracasados. Sostiene que ella no ha sido la responsable, sino que el primer marido fue muy joven y permisivo, el segundo, viejo y controlador, el tercero de su misma generación pero narcisista olímpico. Estos tres hombres han sido amigos y un buen día, deciden abrir los ojos de Sara quien no es para nada autocrítica con su vida y contratan un actor profesional para que logre enamorarla de él y hacerla sufrir de alguna manera casi como un escarmiento. Ambos se enamoran realmente. Y el actor, que es casado, cumple a pesar suyo, lo pactado con los maridos confabulados… pero se despide a lo grande.
Autora: Elsie C. Escala

¿Qué se os ocurre? ¿Hacia dónde llevaríais ahora el argumento? ¿Cómo podría ser esa despedida a lo grande? ¿Cómo reaccionaría Sara? ¿Por qué son tan amigos sus tres ex maridos? ¿Y la esposa del actor?








Licencia de Creative Commons
Reflexiones de una Guionista by Blog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Based on a work at hptt://reflexionesdeguionista.blogspot.com.

19 comentarios:

Nerea dijo...

Vaya, podria ser una buena comedia romantica. Vamos a ver, vamos a ver como podria acabar esto...

Lo que se me ocurre es bastante tipico. Quiza, el actor podria permitir que Sara le descubriera con otra, que en verdad es su mujer. De este modo ella abriria los ojos. Despues, existen varias opciones... si ambos se han enamorado de verdad, puede ser posible una reconciliacion, y que el tipo deje a la esposa por Sara, aunque no me parece demasiado realista. O quiza, el le ofrezca estar juntos pero ella le rechaze, y le diga que es mejor que el se quede con su mjer y ella siga su vida. O siempre cabe la de que los dos se alien de algun modo, y se vengen de los ex maridos.

Es lo que se me ocurre. No se que os parecera.

La Guionista Reflexiva dijo...

Pues a mí me parece muy bien, Nerea: Has dado varias opciones y todas son interesantes.

Veamos:

A la opción de que el actor deje a su mujer y se vaya con Sara le encuentras la pega de que no es realista pero ¿qué comedia romántica lo es? Así que creo que podemos admitirla. Claro que antes de la reconciliación el tipo debería pasarlo realmente mal: Su mujer debería descubrirlo y hacérselas pasar canutas y Sara no reconocería que se ha enamorado de él hasta haberle hecho sudar la gota gorda...

La segunda posibilidad que apuntas también sería posible. Ella podría pensar que, después de este engaño, no podría confiar nunca más en él. Ya no tendríamos una comedia romántica pero tendríamos un drama de maduración ya que la experiencia habría hecho que Sara aprendiese a ver y vivir la vida de otro modo.

Tercera: Que los dos se alíen y se vengen. Ahí volveríamos a la comedia aunque no sé si romántica, jeje... Podría ser una buena historia de humor negro...

Se me ocurre una cuarta posibilidad: ¿Y si se alían Sara y la mujer del actor y emprenden una especie de cruzada vengadora contra el actor, los tres ex maridos y cualquier otro hombre que les haya fastidiado en la vida? Eso sí que iba a ser gore...

Un saludo, Nerea y gracias por tus ideas.

GCPG dijo...

Bueno, Elsie dice "cumple, a pesar suyo, lo pactado con los maridos confabulados" Ese "a pesar suyo" nos podría dar una clave. Tiro por la segunda opción y pruebo a ver:

Ambos se enamoran, pero el actor también quiere a su mujer. Se encuentra en una encrucijada, ¿qué hacer? Confesarles sus sentimientos puede provocar que pierda a las dos, de manera que continúa su relación con ambas. Pero claro, mantener dos vidas se hace complicado, y tanto Clara como la mujer empiezan a pillarle en mentiras y engaños.
Llegan las sospechas y con ellas las investigaciones, las certezas, las explicaciones entre unos y otros...

hay una escena desgarradora cuando las dos mujeres se encuentran. Ambas quieren al actor, y en ese momento ambas le desprecian...

Los tres sufren horriblemente, de forma que efectivamente el actor ha cumplido su cometido, a pesar suyo.

¿El desenlace? No sé, pero o se te ocurre un giro ingenioso Guionista, o esto acaba como el rosario de la aurora, ja ja ja.

¡Qué divertido!

La Guionista Reflexiva dijo...

¡Uuufff! Me lo pones difícil, GCPG. Eso de darle un giro a la historia para que acabe bien...

Como mujer que soy, eso de justificar al personaje del actor con lo de que quiere a las dos feminas no me convence nada. Voto porque acabe como el rosario de la aurora y ambas mujeres se venguen del Don Juan en cuestión.

En el caso de la esposa lo tiene fácil: basta con que busque un buen abogado que tramite su divorcio y deje al actor en la ruina, sin casa y teniendo que pagarle una pensión exorbitante por los niños.

En el caso de Sara la cosa está más difícil... A menos... A menos que arrebate al actor lo único que su esposa le ha dejado y que es lo que más quiere un hombre en su vida: Sara roba al tipo las llaves de su coche y lo hace trizas contra un muro. Es cruel, sí, pero ya se sabe como somos nosotras cuando nos enfurecemos...

¿Alguien quiere plantear otra posibilidad?

ThunderGirl dijo...

Me encanta tu blog. ¿Nos enlazamos y nos seguimos? http://soliderdreams.blogspot.com/

lluviaenelsilenciodelanoche dijo...

bella historia y triste. sara merece ser feliz. a veces suele suceder se alcanzan algunos suenos aunque tengan que sufrir otros...


un beso...

solo quise comentar asi..

La Guionista Reflexiva dijo...

Thundergirl: Gracias por tu ofrecimiento. Te contestare por mail o en tu blog más tarde.

Un saludo.

La Guionista Reflexiva dijo...

Lluviaenelsilenciodelanoche:

¡Wow! ¡Tú si que has conseguido un cambio de registro en la historia! Todos la hemos enfocado como una comedia (romática o de humor negro) y tú sugieres un drama personal con bastante carga temática.

La base de tu historia estaría, más que en la trama, en la pregunta lanzada al espectador "¿Se debe hacer cualquier cosa por amor?".

Bueno, Lluvia, ya sabes lo que dicen: En el amor como en la guerra...

Bonito comentario el tuyo. Besos.

Piru dijo...

Como de finales tristes estamos más que hartos en el día a día, y como en la realidad todos los protagonistas acabarían siendo objeto de las páginas centrales de las necrológicas....

Creo que el actor se enamoraría locamente de Sara y ésta, al descubrir la tapadera pero la posibilidad de que sea el hombre de sus sueños, se encuentra en otra difícil encrucijada. Situación que se resolverá con un viaje en teleférico en el que el actor le pedirá que sea la chica de sus sueños por siempre jamás. Pero como esto suena mucho a final "chicle", la mujer del actor intentará detener nuestro final feliz, acabando como esposa del ex-novio joven, amante del ex-novio medio, e iniciará una reputación de "viuda negra" con el ex-novio mayor.

Creo que estaría entre Woody Allen y Almodóvar, seguro que triunfaba jaja

jesus (of suburbia) dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, al leer la historia me ha cenido Woody Allen a la cabeza. Me parece una historia muy de su estilo. Él añadiría un poco de Manhattan de fondo, música clásica y un final triste y melancólico.

La Guionista Reflexiva dijo...

¡Has tenido una idea magnífica, Piru! Me gusta la trama de la mujer del actor.

Podemos hacer dos guiones: El primero con el final "chicle" de la escena romántica en el teleférico y, después, una secuela con la trama de la esposa del actor y los tres ex maridos...

No sé que pensará Elsie de lo que estamos haciendo con su historia, pero seguro que, a estas alturas, no la reconoce...


Jesús: ¿Y si, para dejar la historia dentro de territorio hispano, no le ponemos un poco de la socarronería de Buñuel y de la ironía de Berlanga?

Así, más que un final triste y melancólico, tendríamos un final sarcástico y un poco más humorísticamente cruel...

Un saludo a los dos.

ElsieEscala dijo...

¡Caracoles, muchachos, no pensé que una idea diera para tantas otras tan ricas y únicas!Despúes de las primeras preguntas motivadoras de nuestra Guionista Reflexiva, me dí cuenta que para mí, el persoanje más importante o determinante es el actor.Su situación que creyó poder controlar y que ha terminado haciéndolo su víctima es muy intersante. La encrucijada da para muchas reflexiones sobre la honestidad con nuestros sentimientos y ese "no traicionarnos" que a mí me preocupa tanto...guardando el ambiente tragicómico (Como yo percibo la vida humana). Jamás pensé que tanta gente maravillosa leyera mis letritas.. Gracias Guionis Reflex, querida e inolvidable amiga.
No sé si me adelanto mucho pero a todos les deseo un hermoso fin de año, con todo y Navidad.

La Guionista Reflexiva dijo...

Gracias a tí, Elsie, por regalarnos tan generosamente tus ideas para que juguemos y creemos con ellas.

Feliz Navidad y un maravilloso año nuevo también para tí. Besos.

Elisa dijo...

Hola,
Qué buena idea, un argumento bien a lo Hollywood.
¿Cómo podría ser esa despedida? No quiero qu ela haya, me gustan los finales felices...
¿Cómo reaccionaría Sara? No resignando su felicidad
¿Por qué son tan amigos sus tres ex maridos? Porque en Hollywood, todo es posible, hasta que se conozcan y confabulen para darle un escarmiento sin merecerlo
¿Y la esposa del actor? Debería ser amiga de ella
Saludos

La Guionista Reflexiva dijo...

¡Bieeen por Elisa! Nos acaba de transformar todas nuestras posibles historias en otra cosa. ¿Hay quién dé más? Quedamos a la espera... (Uff, esto se pone cada vez más difícil...).

Un abrazo, Elisa.

Flamingo dijo...

Hola amiga, voy por partes, la chica se da cuenta desde el principio de que todo es una confabulación de los ex maridos, el actor contratado es un fiasco como intérprete y cae a las primeras de cambio.

Sin embargo ella decide mantener la comedia y contrata a su vez al actor para que le hable por separado a los tres maridos de las virtudes que realmente tiene su esposa.

Estas conversaciones van dirigidas a que los hombres comprueben que los defectos que le achacaban a la chica no lo eran tal y que realmente ella se ajustaba perfectamente a su forma de ser.

Ejemplo: el marido controlador descubre que ella necesita una figura paternal y alguien que dirija sus pasos etc.

El bombazo final consistiría en que el actor conseguiría enamorar a la mujer, él se da cuenta enseguida de que su forma de ser es volátil y se cansa pronto de las cosas y la desenmascara, aunque en ese proceso salen a relucir los defectos de todos los personajes.

Por último todo hubiera sido una venganza del actor que realmente es un misógino activista que odia a las féminas por una historia de amor que acabo mal.

Un abrazo, amiga mía.

La Guionista Reflexiva dijo...

¡Wow, Flamingo! ¡Te lo has currado! Acabas de darle la vuelta a la historia... Creo que Elsie va a estar contenta de que su argumento haya producido tantas posibles películas.

Un abrazo, Flamingo y gracias por tu participación.

meg dijo...

Buena idea esa de poner continuidad a una historia en un momento álgido. Puede ser un buen tema de conversacion en una reunion de amigos. Gracias por la idea. Un saludo

La Guionista Reflexiva dijo...

No hay de qué, Meg. Lo cierto es que provocar esta especie de "tormentas de ideas" suele ser muy divertido.

Un saludo.