lunes, 21 de marzo de 2011

¡Alló, Alló!, Una Serie A Recuperar

¡Alló, Alló! está considerada una de las mejores series cómicas producida por la BBC en toda su historia. Realizada entre 1982 y 1992, consta de 85 episodios y los años no han pasado por ella: sigue siendo una excelente sitcom con personajes, chistes y situaciones absolutamente actuales.

Creada por los guionistas David Croft y Jeremy Lloyd, ¡Alló, Alló! está situada en un pequeño pueblo francés, Nouvion, durante la ocupación nazi en la Segunda Guerra Mundial.

Cuando David Croft y Jeremy Lloyd se plantearon crear ¡Alló, Alló!, su intención era parodiar las series y películas basadas en la Segunda Guerra Mundial. En particular la serie de la BBC Secret Army (1977-1979), que trataba sobre una red de resistentes que ayudaba a pilotos aliados a volver a Gran Bretaña y cuya base estaba en un café de Bruselas. Elementos y situaciones de Secret Army son utilizados en ¡Alló, Alló! e incluso algunos actores trabajaron en las dos producciones.

El protagonista de ¡Alló, Alló! es René Artois (Gorden Kaye), dueño de un café que regenta junto a su esposa Edith (Carmen Silvera).

A René las cosas no le van mal: tiene sus chanchullos con el Coronel Von Strohm (Richard Marner) y con su ayudante el capitán Gruber (Guy Siner) y estos le proveen de gasolina, parafina, mantequilla, y otros productos a los que, debido a la guerra, el resto de la población no tiene acceso. Gracias a la guerra, su establecimiento prospera debido a su numerosa clientela: los militares nazis. El tabernero está liado con dos de sus camareras y se las arregla para que ninguna de ellas, ni su mujer, se enteren. La suegra de René vive con ellos pero se pasa el día encerrada en su habitación de la buhardilla, lo que ayuda a que la felicidad del protagonista sea completa.

La tranquilidad de René acaba el día en que la Resistencia decide utilizar el café como piso franco para esconder a aviadores aliados caídos en Francia, a la espera de poder devolverlos a Gran Bretaña. Por otro lado, El coronel Von Strohm le pide que oculte en la bodega del establecimiento una pintura robada (la Virgen Caída de los grandes melones) que planea vender cuando acabe la guerra. El problema es que Hitler quiere esa misma pintura y ha enviado a Nouvion a un agente de la Gestapo, Otto Flick (Richard Gibson), para encontrarla.

Los días de calma han acabado para René Artois: Si el agente de la Gestapo se entera de que él tiene escondida la Virgen Caída de los grandes melones, le fusilará. Si la Resistencia se entera de sus buenas relaciones con el Coronel Von Strohm y el Capitán Gruber, le fusilará. Si los nazis se enteran de sus relaciones con la Resistencia, le fusilarán. Si su mujer se entera de que está liado con la camarera Ivette (Vicki Michelle), le pegará un tiro. Si Ivette se entera de sus relaciones con la camarera María (Francesca Gonshaw), más le vale pegarse un tiro...

¡Alló, Alló!, una serie a recuperar. Una serie digna de verse.

26 comentarios:

Pasota Ilustrado dijo...

No conocía esta serie. Gracias por la recomendación. Nunca me sobran comedias que ver.

Un abrazo.

La Guionista Reflexiva dijo...

Hola, Pasota:

Si le das una oportunidad (basta con que veas el episodio piloto), seguro que te enganchará.

Un abrazo.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Buff, cuantos años hace, me acuerdo cuando la pasaban por la tele en Suiza. Tengo que volver a verla.

La Guionista Reflexiva dijo...

Sí, Emilio, ¡Alló, Alló! tiene ya unos cuantos años, pero sigue completamente vigente.

En su momento se emitió en casi toda Europa y fue un éxito.

Saludos.

ZM dijo...

Lamento decirte guionista que no la hemos visto por estos lares. Un gusto leerte y tomar contacto de vez en cuando.Un abrazo

La Guionista Reflexiva dijo...

Hola, ZM, me alegro de verte por aquí.

Es una pena que no llegara a vuestro continente porque es muy divertida.Por si a alguien le interesa, está en dvd.

Un abrazo.

jesus (of suburbia) dijo...

Ahora que abundan las reposiciones de series en tantos canales de TDT, deberían pasarla de nuevo. Yo tengo recuerdos de verla, pero muy vagos, sería yo jovencito.

La Guionista Reflexiva dijo...

Sí, Jesús, deberían volverla a pasar y seguro que volvería a ser un éxito, porque ¡Alló, Alló! sigue siendo más moderna y de más calidad que muchas de las series actuales.

Un saludo.

DDmx dijo...

La vi, la vi. Para partirse.

La Guionista Reflexiva dijo...

Sí, Ddmx:

Era para partirse de risa. ¿No te apetecería volverla a ver?

Un saludo.

Fernando R. Genovés dijo...

Por lo general, Guionista, sigo más las "series cinematográficas de TV" que las sitcom (a excepción de "Frasier" de la que me confieso adicto). Tal vez por ello (y porque no veo la TV) esta que dices ni la conocía. Veré al menos el episodio piloto que tan bien lo pones.

Salucines

La Guionista Reflexiva dijo...

¡Frasier es buenísima!

Si te gusta Frasier, Fernando, quiere decir que te gusta el humor inteligente y de cierto nivel, por lo tanto, te gustará ¡Alló, Alló!

Ya me contarás.

Saludos.

Piru dijo...

Voy a tener que meterme seriamente con esta comedia, ya que no solo mi padre no deja de recomendármela sino que tu también hablas maravillas Guionista. Tendré que rendirme ante mis dos críticos favoritos.

Un abrazo guionista!

La Guionista Reflexiva dijo...

Haz caso a tu padre, Piru, que tiene toda la razón.

Un abrazo.

Josep dijo...

Sólo con leerte ya me ha llegado el aroma de ese café en el que el queso se usa como antídoto a la mala música....

La habré visto casi tres veces, porque ha sido pillarla una de sus frecuentes reposiciones en "la nostra" y volver a quedarme enganchado a la pantalla.

Me falta verla en v.o....

Saludos.

La Guionista Reflexiva dijo...

Jajaja... El detalle del queso es buenísimo, Josep. Uno de los muchos chistes recurrentes que tiene la serie.

Como el de "escuchen atentamente porque sólo lo diré una vez"...

Tenemos suerte de que "la nostra" elija bien sus reposiciones.

Saludos.

Agustí dijo...

Serie excelente con diálogos impagables, muy en la linea de otra no menos genial producción inglesa " Sí, primer ministro"
Saludos

La Guionista Reflexiva dijo...

Cierto, Agustí:

"Sí, Primer Ministro" (Yes, Minister) es otra excelente serie británica.

Saludos.

meg dijo...

Por la trama que cuentas, debe ser una serie digna de verse. Gracias por pedir su reposición. Yo no la ví. Un abrazo

La Guionista Reflexiva dijo...

Desde luego, Meg, que es digna de verse.

En TV3 (que es donde yo la descubrí) la reponen de vez en cuando. Pero imagino que también la habrán emitido en otras cadenas españolas.

Si no la puedes ver cuando la repongan, vale la pena comprar la edición en DVD que, al menos en España, existe.

Un abrazo.

loquemeahorro dijo...

La vi poco en su momento porque recuerdo que la ponían a horas intempestivas, como "Enredo" que era magnífica y si la veías empezar pensabas "Vaya, ya me tenía que haber ido a la cama, mañana no va haber manera de levantarse".

Claro, es que el prime-time había que reservarlo a cosas realmente buenas como "Tómbola" o "Noche de Fiesta".

La Guionista Reflexiva dijo...

Jajaja... Claro, Loquemeahorro, Tómbola y Noche de Fiesta son paradigmas de lo más exquisito de la cultura occidental... jajaja

Saludos.

Anónimo dijo...

Escuchen atentamente porque sólo lo diré una vez:

Esta genial serie hay que verla en versión original (y si puede ser, con subtítulos también en inglés). La mayor parte del guión de cada capítulo está hecho a base de juegos de palabras (bastante picantes, por cierto), los cuales en su mayoría se pierden en la traducción. De hecho, algunos personajes (como el gendarme inglés) siempre me parecieron completamente estúpidos hasta que empecé a verlo en versión original y comencé a pillar el doble sentido de sus meteduras de pata lingüísticas. Es otra serie, oiga. Además, para los indecisos, comentar que la pronunciación del inglés es muy "europea", por lo que se les entiende mucho mejor que si pronunciaran en su inglés británico nativo. ¡Si supierais cómo ha mejorado mi inglés viendo esta serie en versión original, y encima lo que me he reído...!

La Guionista Reflexiva dijo...

Sí, Anónimo, como todas las series, esta gana en versión original y además le saca partido a los juegos linguísticos: Todos los personajes hablan en inglés pero se supone que cada uno lo hace en su idioma materno y que no se entienden entre ellos lo que provoca situaciones muy cómicas.

Saludos.

Ana Luisa Tomás Monsreal dijo...

Vean otras opciones, Vice 3 es una excelente opción.

Dalia dijo...

Me encantaba esa serie. Todavía digo mucho aquello de "Listen carefully..." con acento "fgranssés". Lo que más gracia me hacía, precisamente, era que todos hablaban en inglés, pero con acento alemán, francés... o inglés. Y el gendarme que pensaba que dominaba el idioma y nadie le entendía...jajajaja qué buenos ratos