domingo, 10 de octubre de 2010

The Wire: Bajo Escucha


Si digo que unos de los guionistas creadores de la serie, Ed Burns, fue policía en Baltimore durante 20 años y luego se dedicó a dar clases de 7º grado en una escuela pública de la misma ciudad; los que hayáis visto la serie reconoceréis a unos de los personajes de The Wire.

El otro creador, además de productor ejecutivo y jefe de guionistas de Bajo Escucha, David Simon, trabajó como periodista en el Baltimore Sun durante 12 años. Ha creado series como Generation Kill (sobre la invasión de Irak), The Corner, y Treme (sobre la Nueva Orleans post Katrina) en cuyos guiones también ha colaborado Ed Burns.

El currículum de estos dos guionistas antes de que lo fueran ha influido de forma decisiva en The Wire: Se nota que ambos saben de lo que hablan y que han observado de cerca hechos como los que narran, que conocen Baltimore porque han vivido en ella. Muchos de los personajes de Bajo Escucha están basados en personas reales de esta urbe (alguno se interpreta a sí mismo en la serie) y la ciudad es la verdadera protagonista. A medida que transcurre la serie, uno empieza a sentirse como un ciudadano más de ella que sabe diferenciar un barrio de otro y conoce, como si de sus vecinos se tratase, a la gente que la habita ya sean policías, narcotraficantes, obreros, profesores, periodistas... En The Wire no hay malos y buenos: Agentes de la ley, sindicalistas, delincuentes, políticos, etc. son hombres y mujeres corrientes con sus luces y sus sombras, a veces crueles, a veces injustos, heridos y vulnerables.

Esta serie trata, como tantas otras, de investigaciones criminales, delincuentes y bajos fondos pero consigue que el espectador la vea con una sensación de cotidianeidad de la que carecen otras producciones. Su ritmo es tranquilo: cada temporada (son cinco) desarrolla un solo caso que tarda semanas en resolverse y se centra en un tema concreto: La lucha entre la policía y las bandas de narcotraficantes (1ª), El puerto de Baltimore, el contrabando y el final de la clase obrera en Norteamérica (2ª), la política local y la lucha por el poder (3ª), las escuelas públicas y los niños de los barrios marginales (4ª) y los medios de comunicación (5ª).

Como apunte para cinéfilos: Tres de los episodios (Moral Midgetry, 2004; Corner Boys, 2006 y React Quotes, 2008) están dirigidos por Agnieszka Holland, colaboradora en los guiones "Tres colores: Blanco" y "Tres colores: Azul" de Krysztof Kielowski, coguionista y directora de "Europa Europa" y directora de "The Secret Garden" (El Jardín Secreto).






Licencia de Creative Commons
Reflexiones de una Guionista by Blog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Based on a work at hptt://reflexionesdeguionista.blogspot.com.

22 comentarios:

Dialoguista dijo...

Tengo algún problema con las series, jajaja, por alguna razón nunca las miro, ninguna. Ni siquiera Lost, jajaja.
Es verdad que el conocimiento de lo que se escribe hace más rico el relato. Por eso el tiempo de los que escriben de algo que no conocen, que les dedican a estudiar e investigar sobre eso. Es ese conocimiento el que da esos pequeños, sutiles, pero soberbios momentos/detalles en una peli.

La Guionista Reflexiva dijo...

Por lo que veo, Dialoguista, eres una de esos cinéfilos que se resiste a la televisión, jajaja... Me parece bien: la pluralidad es una de las características de este mundo que más me gustan.

Si no viste Lost, te ahorraste estar varios años pendiente de una serie que, al final, no llegaba a ninguna parte (según dicen los que la siguieron hasta el final: yo me quedé a mitad de la tercera temporada).

Un saludo.

Nochi dijo...

Buena reflexión, sobre todo en eso de los personajes: hombres y mujeres comunes y corrientes, a veces crueles, a veces injustos y muchas veces heridos y vulnerables. Creo que la serie norteamericana dejó hace tiempo de lado esos clichés estereotipados y presenta hora personajes mucho mas ricos y complejos.
Me parece que de todas maneras la finalidad o el objetivo final de la serie no es el final de esta en si, sino el episodio mismo. Por supuesto, una de las constantes mayores del o los guionistas es dejar una puerta por abrir con el fin de iniciar el siguiente capitulo ( y a veces ni siquiera). La verdad es que existen aciertos o muy buenos logros en algunos capítulos (no todos). Son como un todo perfectamente orquestado a nivel narrativo. Los norteamericanos han llegado lejos en esto. Seguramente no basta con reconocerlo, habría que preguntarse porqué.
Me parece acertado lo que tu dices, pero pienso que una de la características mayores residen en la construcción de los personajes y en las intrigas muy bien elaboradas. A menudo no es necesario ver una serie en su continuidad. Se puede perfectamente visionar capítulos aislados y en desorden sin perder el placer.
Dejando de lado un viejo complejo (ante el cine), la serie se deja ahora llevar e indagar y narrar en lo que se le apetece, sin plantearse la pregunta de su legitimidad en relación al hermano mayor que es el cine. Es también importante subrayar lo que dice Juan José Campanella (El secreto de tus ojos) que trabaja en EEUU desde hace muchos años. El dice que en ese país los guionistas disponen de mucho mas tiempo de escritura y son ahora valorizados como se debe; no como en otros países, notoriamente en América latina, y también en Europa, donde los guionistas ganan miseria.

La Guionista Reflexiva dijo...

Muy interesante tu comentario, Nochi, y muy acertado. Estoy de acuerdo que hay, de unos años a esta parte, series de televisión que han perdido el complejo de inferioridad respecto al cine y han emprendido su propio camino con muy buenos resultados.
Las series, al tener más tiempo que un largometraje para contar sus historias, se pueden permitir desarrollar más los personajes y profundizar más en ellos y está claro que cadenas valientes como la HBO saben cómo sacarle partido a esto.
Un saludo.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Tengo desde hace tiempo apuntada "The Wire" en mi lista de series pendientes de ver, junto a "Mad Men", "Los Soprano", "Deadwood" y tantas otras. Desde que oí hablar de ella me llamó la atención el tratamiento pausado y metódico con el que elaboraban la trama y los guiones, lo cual es de agradecer en estos tiempos de inmediatez y olvido.

Un saludo

La Guionista Reflexiva dijo...

Yo también tengo en la lista de espera "Los Soprano" y "Mad Men", amigo Cutlass. En cuanto a Deadwood, me enganchó desde el priper episodio. Es una gran serie. Un saludo.

Markos dijo...

No he visto nada de la serie, pero cuando me la encuentre procuraré mirarla con algo de atención, tiene buena pinta según lo cuentas.
Saluw

La Guionista Reflexiva dijo...

Hola,Markos: En España, la serie se emite en el canal TNT. Sí, The Wire es buena pero, claro, que te guste o no depende de tus preferencias personales, no es sólo cuestión de calidad. Encantada de verte por aquí y un saludo.

Piru dijo...

Me encantó esta serie, es realmente buena, pero con mayúsculas, sin ningún pero. Es interesante lo que comentas sorbe la ciudad, el caso es que Simmons no intentaba hacer una serie negra, sino sobre la ciudad, eligiendo Baltimore como podría haber elegido cualquier otra. No es Baltimore sino una ciudad "tipo".

Los Soprano es una ópera IMPRESIONANTE. Es una serie que veo por lo menos una vez al año. Una crónica sober la mafia y la familia impresionante

Un saludo guionista!

La Guionista Reflexiva dijo...

Hola, Piru: Es interesante eso que dices sobre que Simons no quería hacer una serie negra, sino una serie sobre una ciudad tipo. Desde luego, lo consiguió. Porque la protagonista de la serie, por encima de personajes muy interesantes, es Baltimore.

Daniel Rioja dijo...

No suena nada mal, me apunto "El Jardín Secreto".

Un saludo.

La Guionista Reflexiva dijo...

Creo, Daniel, que te gustará "El Jardín Secreto". Es una película que puede gustar a un niño porque, en el fondo, es un cuento pero que puede fascinar a un adulto capaz de descubrirle otras lecturas.
Un saludo.

ethan dijo...

Me han hablado muy bien de esa serie, pero me da pánico engancharme (ya me pasó con lost). Con respecto Agnieszka Holland, Europa, Europa es muy recomendable. Acabo de conseguir "El Jardín Secreto", con muy buena pinta también.
Saludos!

La Guionista Reflexiva dijo...

Hola Ethan: Agnieszka Holland tiene una larguísima carrera como guionista y directora, tanto en Europa como en USA, en cine y en televisión. A mí me gustó bastante Europa Europa pero cuando me interesé realmente por esta directora fue cuando descubrí El Jardín Secreto.
En cuanto a The Wire, no creo que te decepcione como te pasó con Lost. A mi me da la sensación de que los guionistas de The Wire tenían claro desde el principio a dónde querían llegar. No me pasó lo mismo con Lost, que me empezó a mosquear a mitad de la 3ª temporada y la dejé porque no fiaba de que los guionistas supieran hacia donde iban.

Crowley dijo...

Grandísima serie a la que no le he encontrado ninguna pega. Se sufre y disfruta de principio a fin y no defrauda en ningún momento.
Puro cine hecho serie de televisión.
Saludos

La Guionista Reflexiva dijo...

Cuánta razón tienes, Crowley! Un saludo.

ZM dijo...

Hola Guionista amiga. Me encantan tus análisis. No me parece haber visto esta serie. Hay algunas que se dan sólo por los HBO y en mi Plan del DirecTV ahora no lo tengo. Pero El Jardín Secreto sí la ví (film) y es una maravilla la dirección, trama y actores. La recomiendo. Un abrazo
¿Habré opinado bien?

La Guionista Reflexiva dijo...

Jajaja... ¡Has opinado muy bien, ZM! Y, sí, The Wire es de la HBO pero, en algunos países, la suelen pasar en canales generalistas. No sé si será así en Argentina. Un abrazo.

jesus (of suburbia) dijo...

The Wire es la gran obra maestra de las series. No sólo es cómo los dos guionistas conocen de mano lo que allí sucede, sino la forma de contarlo, para ello, han colaborado con escritores de género negro para unir historias y narrarlas de una manera magistral.

Cada temporada me gustó más que la anterior. Es increíble ver cómo evolucionan los personajes y las investigaciones al minuto, sin tener que recurrir a saltos en el tiempo que faciliten la narración.

Por cierto, Agnieszka Holland también ha dirigido en Treme (otra buena colaboración).

La Guionista Reflexiva dijo...

Es verdad, Jesús: Precisamente anoche me dí cuenta de que Agnieska Holland ha trabajado en Treme. Cuando escribí esta entrada aún no había visto Treme que, por cierto, es una gran serie.

Un saludo.

Javier dijo...

Hola! Acabo de ver este post y es magnífico, The Wire es una obra sublime, cuidado en todos los aspectos, cualquiera puede darse cuenta que los guionistas saben de lo que hablan, seguramente ni siquiera tendrán que documentarse totalmente o contratar expertos en la materia que se quiera tratar en la trama, ya que sus propias experiencias como policía o periodista hace que puedan escribir un guión tan cercano y rico, que no dejas de sorprenderte en todos los sentidos.
Te lo digo porque he estado viviendo en ciertos barrios o en contacto a través de algún amigo que me contaba sus vivencias y en este caso la ficción es una realidad, vaya ironía.
Me queda por ver Treme, me interesan los sucesos relacionados con el Katrina.
Por ahí vi una mención a Lost, deciros que para mi opinión (con todos mis respetos), no sirve para mucho, las tramas tan enrevesadas hace que el espectador se líe y se forme unas expectativas para el desarrollo y el final erróneas. No quiere decir que tengan que incluir un final predecible, solo dejarse de tanta tontería y centrarse más en otros aspectos, que de mantener el misterio durante tanto tiempo, pienso que para todo hay un límite, prefiero una película de misterio, suspense, porque no tengo que esperar "x" temporadas para saber la realidad de la historia que me están contando.

Por cierto, me agrada ver que contestas a la gente que opina en tus posts, hace más especial la lectura, un saludo y felices fiestas.

La Guionista Reflexiva dijo...

Hola, Javier:

¿Cómo no voy a contestar a la gente que comenta? Si son tan amables de leer lo que escribo y molestarse en dar su opinión ¿qué menos que agradecérselo contestando?

Respecto a Lost, yo dejé de verla a mitad de la tercera temporada porque pensé que la estaban alargando por razones de audiencia y no de guión. Me daba la sernsación de que los guionistas andaban muy perdidos y sin saber hacia donde llevar la historia. Pero no me extraña que el final haya decepcionado porque después de 6 temporadas no hay nada lo bastante interesante en el mundo que pueda justificar la espera. Fuese el final como fuese tenía que decepcionar por fuerza: habían crecido demasiado las espectativas sobre él.

Te recomiendo Treme: Yo la he visto y me ha gustado mucho. También te gustará The Corner: es una miniserie de los mismos guionistas, anterior a The Wire y en los mismos barrios sólo que con casos reales. Ahora estoy buscando Homicide que también es de ellos y dicen que es muy buena.

Un saludo, Javier y feliz 2011.