domingo, 17 de julio de 2011

Carlos: El Terrorista Más Buscado Durante Veinte Años

Dirigida por Olivier Assayas, "Carlos" es una película de cine y una miniserie franco-alemana.

Se estrenó como película, fuera de competición, en el Festival de Cannes de 2010 y, tras su paso por las pantallas de cine, fue emitida en tres capítulos de 90 minutos por Canal Plus (Francia) y otras cadenas europeas y norteamericanas.

"Carlos" es el seudónimo más utilizado por el venezolano Ilich Ramírez Sánchez, uno de los terroristas más buscados del mundo durante dos décadas y protagonista de la serie que narra veinte años de su vida: Desde que, en 1974 intenta asesinar a un hombre de negocios británico en Londres hasta que, en 1994, es localizado y detenido por la policía francesa en Sudán.

Entre ambas escenas se suceden asesinatos, atentados con coche bomba, tráfico de armas, el asalto a la Conferencia de la OPEP en Viena en 1975 y el secuestro de los asistentes a la misma, etc.

Ilich Ramírez Sánchez y un grupo de extremistas de izquierda alemanes creían -o decían- estar haciendo la revolución proletaria cuando, en realidad, eran peones en el tablero de la Guerra Fría donde los servicios secretos de algunos gobiernos de la Europa del Este y de varios países árabes, los utilizaban para enviar mensajes a otros gobiernos de la Europa Occidental y de Estados Unidos.

Carlos fue entrenado por los palestinos, colaboró con la STASI (policía secreta de Alemania del Este), tuvo pisos francos en varios países de la Europa Socialista, mantuvo tratos con ETA y trabajó para varios gobiernos árabes, como Síria y Libia, que le encargaban atentados y asesinatos en otros países previo generoso pago en dólares.

Los guionistas (Dan Frank y Olivier Assayas) pasaron varios años investigando antes de sentarse a escribir el guión. Consultaron archivos, leyeron memorias de algunos de los protagonistas, se entrevistaron con ellos cuando fue posible....

Involuntariamente, la STASI y los servicios secretos de varios países de Europa del Este fueron de gran ayuda en la escritura del guión ya que, cuando Carlos y sus compañeros vivieron allí, instalaron escuchas en sus casas y también grababan todas las conversaciones que sus agentes mantenían con los terroristas, por lo que gran parte de los diálogos de la serie, son transcripciones literales de las conversaciones reales.

Rodada en siete meses y en seis países (Austria, Francia, Alemania, Hungría, Líbano y Marruecos), el idioma más utilizado en la serie es el inglés con fragmentos en francés, español, húngaro, italiano, árabe, alemán, ruso, holandés y japonés.

El auténtico "Carlos", que está hoy día encarcelado en Francia y aún tiene pendientes varios juicios por algunas de sus acciones terroristas, vio fragmentos de la serie antes de que esta fuera emitida y mostró su enfado por la misma.

Su abogado intentó detener el estreno, sin conseguirlo, y ha anunciado que interpondrá dos querellas contra los responsables de la serie: una, alegando que la producción viola las leyes del secreto sumarial (aunque Ilich Ramírez ha sido juzgado por varios cargos, tiene pendientes otros juicios por acciones terroristas) y otra, reclamando parte de los beneficios económicos de la producción para su defendido.







16 comentarios:

Fernando R. Genovés dijo...

Ya tenía noticia, Guionista, de este "joya" de Carlos, pero no de la película y la miniserie realizada sobre sus hazañas...

Por lo que deices en el post entiendo que es preferible acercarse a la serie antes que al filme, ¿no?

Salucines

La Guionista Reflexiva dijo...

Hola, Fernando:

Lo cierto es que he visto la serie pero no la película. Así que no te puedo decir si esta última es mejor o peor que la serie.

Lo que sí puedo asegurarte es que el personaje engancha sin que los guionistas hayan hecho nada por justificarlo ni por provocar la empatía del espectador sobre él.


Saludos.

David Amorós dijo...

Yo vi el montaje largo, es decir, la serie y sus tres capítulos y me pareció realmente brillente. Es una trama compleja pero muy bien llevada y además, la película consigue que la información no te sature sino que casi puedas verla como un thriller. Además las interpretaciones, en especial la del protagonista, son impresionantes. Un abrazo.

La Guionista Reflexiva dijo...

Es cierto, David:

El actor protagonista, Edgard Ramírez, está sensacional.

Lo bueno de la trama, es que no se limita a contar la vida de Carlos, sino que explica de forma muy clara lo que fue la Guerra Fría para Europa Occidental.

Siempre pensamos que la Guerra Fría era un tema entre los USA y la Unión Soviética, pero aquí vemos cómo el campo de batalla era Europa Occidental y no sólo luchaban en él las dos grandes potencias sino que los países árabes e Israel también lo hacían.

Un abrazo.

ethan dijo...

Como decía en otro blog sobre el mismo tema: lo ideal es que disfrutemos de la película (o la serie) mientras el terrorista se pudre en la cárcel.
Saludos

La Guionista Reflexiva dijo...

Muy buena tu reflexión, Ethan. Completamente de acuerdo.

Saludos.

Elsa dijo...

Hola Guionista, si pasas por mi blog,
http://auladeadultos-eempa1062.blogspot.com/, hallarás un reconocimiento a tu amistad hacia mi persona. Ve a recogerlo.
Un abrazo,Elsa

La Guionista Reflexiva dijo...

Pues muchas gracias, Elsa, y voy para allá ahora mismo.

Millz dijo...

Muy interesante Guionista, el relato y tus reflexiones. con lo que me gustan esas tramas, por estos lares, no ha llegado y después de leerte, quiero conocer a ese Carlos. Un abrazo. No te olvido

La Guionista Reflexiva dijo...

Gracias, Millz, por tu visita y tus palabras.

Un abrazo.

mariana godoy dijo...

Hola, que tal? He sido seleccionada por el blog Aula de Adultos, el cual también forma parte de la comunidad Cincolikns, para el "Premio al Corazón" y a su vez yo he seleccionado tu blog. Pásate a leer el post. Espero que sea de tu agrado y que lo compartas con los otros miembros de Cincolinks!

Saludos!

http://elblogdemarianagodoyp.blogspot.com/

La Guionista Reflexiva dijo...

Muchas gracias, Mariana, por haber pensado en mí para este premio. Un abrazo.

Óliver.G dijo...

La verdad es que es una vergüenza que después de matar y ser un terrorista durante 20 años ahora quiera cobrar por lo que hizo.
Saludos,
Óliver.G

La Guionista Reflexiva dijo...

Cobrar por este tipo de cosas, Óliver, es habitual en Estados Unidos, donde los abogados de los asesinos negocian con los productores de Hollywood y con las cadenas televisivas por la puesta en escena de las "hazañas" de sus representados.

No creo que eso puedan hacerlo en Francia ni en ningún país de la Unión Europea.

Al menos, en España, está prohibido que un criminal se beneficie de sus delitos y no puede reclamar compensación económica si su caso se lleva al cine o la televisión.

Saludos.

Piru dijo...

Muy buenas Guionista! llevo una semana fuera de Madrid y por eso no he visto tus últimas actualizaciones. Me ha gustado mucho tu crítica sobre Carlos, como siempre, aportas datos que me eran desconocidos sobre la producción de la serie. Por aportar alguna idea más, se me hizo un poquito pesada en algunos momentos: creo que el material que se cortó de la versión en cines no llega a ser imprescindible para la historia. Es genial verla en VOS ya que el doblaje es tétrico y los diferentes idiomas te meten en el contexto de la historia.

Un abrazo!

La Guionista Reflexiva dijo...

Hola, Piru:

Aunque no he visto la versión cinematográfica, me imagino que tienes razón y que, al recortar fragmentos prescindibles de la historia esta gana en ritmo.

De todas formas, creo que lo que la serie pierde en ritmo lo gana en profundidad, al poder ahondar más en el personaje y en el momento histórico y político.

Un abrazo.