lunes, 2 de agosto de 2010

Sons Of Anarchy: Un Hamlet Motorista.


Que desde hace unos años están surgiendo series televisivas que superan, en mucho, la calidad media del cine del Hollywood contemporáneo, es algo evidente para cualquier espectador. Que ese aumento cualitativo tuvo su origen en series como Hill Street Blues (Canción Triste de Hill Street), NYPD (Policías de Nueva York) y, más recientemente, en la forma de trabajar que instauró la cadena HBO y que luego han seguido otras, es también obvio.

Sons Of Anarchy es una de estas llamadas "nuevas series" en las que el guionista creador de la misma se hace cargo de la producción ejecutiva, manteniendo, así, el control no sólo sobre su propio guión si no sobre el equipo contratado y sobre el resultado final de la obra. En este caso, el guionista Kurt Sutter no se contenta con ser creador y productor ejecutivo: es, además, director de algunos episodios e interpreta el papel de uno de los motoristas (Otto) en varios capítulos.

Sons Of Anarchy cuenta las aventuras y desventuras de un grupo de motoristas californianos, sus relaciones con otros grupos rivales, con la policía... sus "negocios" (tráfico de armas primero, pornografía después). Otra serie de acción, sexo y violencia, pensarán algunos. Bueno... sí... pero mucho más que eso:

El protagonista de Sons Of Anarchy, Jackson "Jax" Teller (Charlie Hunnan), es un Hamlet motorista al que el fantasma de su padre -muerto cuando él era un niño- le va contando la historia de la banda a través de sus memorias, que Jackson encuentra abandonadas entre trastos viejos en la casa de su madre.

Como la serie dura muchas más horas que la tragedia de Shakespeare, la trama de Hamlet es también bastante más lenta en Sons Of Anarchy: En la primera temporada y mientras vemos como la banda se enfrenta a determinados conflictos con bandas rivales (The Arians, The Mayans, The Niners), Jax Teller va sabiendo por las memorias paternas que la banda de motoristas no es lo que su padre soñó al crearla, en los 80, junto a Clay Morrow, el actual marido de su madre.

Hay enfrentamientos entre Jackson y Clay por el modo en que este último lleva los asuntos de los Sons. El conflicto entre ambos va creciendo a lo largo de la primera temporada quedando, al final de esta, en su primer punto de giro, cuando las últimas imágenes nos muestran a Jax Teller, que acaba de discutir con su padrastro, de pie ante la tumba de su padre y con las memorias de este en la mano, como sugiriendo que la tragedia se desencaderá en la segunda temporada.

Supongo que Sons Of Anarchy habrá tenido éxito de audiencia y eso ha hecho que Kurt Sutter y su equipo se replanteen alargar la serie, ya que, en la segunda temporada, la trama hamletiana no sólo no avanza si no que retrocede: Cuando la familia peligra, Jackson y Clay dejan a un lado sus diferencias para luchar juntos contra sus enemigos.

Pero el espíritu de Hamlet sigue ahí, agazapado, esperando su momento para irrumpir en escena, lo que -imagino- pasará en la última temporada de la serie.







Licencia de Creative Commons
Reflexiones de una Guionista by Blog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Based on a work at hptt://reflexionesdeguionista.blogspot.com.

15 comentarios:

Nerea dijo...

Interesante blog el tuyo... yo adoro el cine y leer, admiro el trabajo de guionista y mas que eso, me encantaria dedicarme a la traduccion audiovisual. En fin, creo que te sigo. Llegue desde 5 links. !Saludos!

La Guionista Reflexiva dijo...

Gracias, Nerea, eres muy amable. A mí también me gusta tu blog. Encantada de conocerte. ¡Nos leemos!

La Guionista Reflexiva dijo...

Gracias, Nerea, eres muy amable. A mí también me gusta tu blog. Encantada de conocerte. ¡Nos leemos!

Elisa dijo...

Es muy bueno tu blog.
Saludos
Elisa, Argentina

La Guionista Reflexiva dijo...

Gracias, Elisa, me alegro de que guste. Saludos.

GCPG dijo...

Está bien, coincido en que las series le están dando un serio varapalo a las películas made in Hollywood. Pero...

Hay un pero. Y es el de siempre: si la serie tiene éxito, la productora reclama a los guionistas que "estiren" la trama, que incluyan personajes, que liguen-mezclen-expriman a los protagonistas... Es decir, que si al menos una película es mala, en hora y media la has despachado. Si la serie (que promete) es mala, necesitas más de cinco o seis horas en darte cuenta. ¡Cuántas buenas películas caben en ese tiempo! Ojalá me equivoque con Sons of Anarchy, Guionista.

Saludos

La Guionista Reflexiva dijo...

En eso tienes razón, GCPG. Se podría establecer un debate sobre si es mejor el cine o las series de televisión. Pero ¿por qué elegir? Yo prefiero quedarme con las buenas películas y con las buenas series. Son formatos distintos y cada uno tiene ventajas y desventajas pero ambos son interesantes. Y todavía quedan las nuevas plataformas de contenidos que están surgiendo gracias a las nuevas tecnologías y que ya veremos lo que dan de sí... Un saludo, GCPG.

Carmelo dijo...

Me gustan tus entradas, como esta, por ejemplo, del espíritu de Hamlet, un maravilloso espíritu que espero aparezca en esta serie, porque que tu tío te la de con tu madre es muy fuerte.
Saludos, y sigo las Reflexiones de una guionista desde ahora.

La Guionista Reflexiva dijo...

Gracias, Carmelo. Yo tambien sigo tu blog. Me pareces un cinéfilo muy lúcido. Saludos.

Un telespectador más dijo...

A mi SOns of Anarchy me encanta, y auqnue no hayan tirado mucho por el tema Hamletiano en la segunda temporada, mientras la forma de estirarla sea así que cuenten conmigo, porque su segunda temporada fue magnífica. No se si decir incluso mejor que la primera....

Saludos!

La Guionista Reflexiva dijo...

Sí Telespectador, tienes razón: la segunda temporada fue magnífica y yo estoy deseando que llegue la tercera. La trama de Hamlet en Sons of Anarchy no me parece vital para que la serie funcione. De momento queda muy al fondo y espero que siga ahí por mucho tiempo (así tendremos más temporadas para disfrutar).
Gracias por tu opinión.

Piru dijo...

Soy el primero que se suma a las series sobre gangsters y chicos malos a lo Sopranos, Wire, etc, pero he de reconocer que tenía mis recelos con SOA. Lo cierto es que totalmente infundados, porque me enganchó de tal manera que temo terriblemente por mi situación académica jajaja
Ahora en serio, es una auténtica oda al buen cine negro, con motos, tiros y rock n roll, ¿qué mas se puede pedir?....cierto! que no se les vaya la cabeza en el guión con las audiencias de la misma y mantengan la cordura sobre una línea más que solvente ya empezada.
¿Lo mejor de todo esto? que no solo la HBO cuida sus series.
¿Lo peor? que Hollywood hace tiempo que puso sus barbas a remojar...aunque opino como tu ¿por qué elegir?

Un abrazo guionista!

La Guionista Reflexiva dijo...

Pues volvemos a estar de acuerdo, Piru:

¿Por qué elegir? Supongo que también habrás visto Boardwalk Empire. ¡Menuda serie!

Saludos.

Piru dijo...

También me gustó mucho, aunque esperé un poco más de lo que se vio. Es decir, los vestuarios, las interpretaciones, los personajes, los escenarios, todo está muy trabajado y no me puedo quejar de ello, pero la historia me ha parecido un pelin floja.
Y te aseguro que es cosa mía que no he conseguido volcarme con ella, porque hay detalles geniales: las escenas de violencia en su justa medida, ese pequeñajo Capone, el hombre sin cara, nse un montón de grandes detalles pero la historia en sí no me acaba de enganchar (y lo malo es que voy muy predispuesto a ello, quizás ese sea el error).
Aunque tal y como acaba el último capítulo sin duda la siguiente temporada va a ser realmente buena, pobre Nucky la que le espera!

La Guionista Reflexiva dijo...

Pues yo estoy deseando que empiece la segunda temporada...

Un saludo, Piru.