lunes, 28 de junio de 2010

No Sé Si Me Gusta "Canino"

"Canino" (Kynodontas; guión y dirección de Yorgos Lanthimos) es una película curiosa, sobre una pareja que ha mantenido a sus hijos aislados, en una mansión, desde que nacieron. Los tres hermanos creen que los aviones que sobrevuelan de vez en cuando su casa son juguetes que pueden caer en el jardín y que "teléfono" es el término utilizado para denominar al salero.
No sé si me gusta la película porque aún no he decidido si me divertí viéndola o la historia me aburrió, si me hacía pensar o no, si cuestiona determinados temas -la familia, el individuo, el funcionamiento de comunidades aisladas - si interpreta la realidad, la comenta, la critica...
Mientras veía "Canino" me impacientaba. No tanto porque no pasara nada en la película, o casi nada, como porque no logré interesarme por ninguno de los personajes ni por lo que les sucedía. Y cuando al espectador le importa un rábano lo que le sucede a los personajes de un guión... si eres el guionista, empieza a preocuparte.
Algunos críticos han dicho que la película es surrealista (¿?), lo que no quiere decir que "Canino" lo sea, sino que los críticos en cuestión no saben como clasificarla. Lo mismo que les sucede cuando ven un film con algo de suspense y la idea de la muerte en su argumento y no saben donde encuadrarla: la llaman "thriller psicológico" (esto va, entre otros, por los que han etiquetado así a "Unthinkable").
El caso es que, mientras veía "Canino", no dejaba de preguntarme si me gustaba, si valía la pena el tiempo que estaba invirtiendo en ella o debería dedicarlo a algo mejor. Esto, en principio, es alarmante ya que cuando una buena historia te engancha, te zambulles en ella de cabeza y no te da lugar a pensar en nada hasta que ves la palabra "FIN" en la pantalla. Pero también es interesante porque, cuando el espectador no sabe qué pensar sobre una historia y los críticos no están seguros de lo que deben opinar acerca de ella, quiere decir que -muy posiblemente- estámos viendo algo nuevo y/o diferente. Que algo sea nuevo o diferente no me parece, a priori, ni bueno ni malo, no te vayas a creer...
La historia que cuenta Yorgos Lanthimos en "Canino" no es nueva: Ya se le ocurrió a su compatriota Platón cuando nos contó lo de la caverna (¡y vaya si ha llovido desde entonces...!). También ha utilizado esta idea, hace menos tiempo, M. Night Shyamalan en "El Bosque" (The Village) y, ahora que lo pienso, Calderón de la Barca en "La Vida es Sueño". Este no es un comentario negativo: todos sabemos que sólo existen 36 posibles situaciones dramáticas, que se repiten una y otra vez desde que el hombre empezó a contar historias.
En cuanto a si "Canino" es, además de diferente, consistente... Eso el tiempo se encargará de decirlo. ¿Vale la pena verla? Sí.




Licencia de Creative Commons
Reflexiones de una Guionista by Blog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Based on a work at hptt://reflexionesdeguionista.blogspot.com.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

A mí me pareció un rollo. es la típica película que va de superinnovadora para disfrazar que no cuenta nada.

loquemeahorro dijo...

Pensé en ir a verla después de "Días de Cine", después oí que era un bluff, y a final se me pasó el arroz.

La Guionista Reflexiva dijo...

No te has perdido demasiado, amigo loquemeahorro...

La Guionista Reflexiva dijo...

No te has perdido demasiado, amigo loquemeahorro...

Anónimo dijo...

Ciao,
me gustaría que me dieras tu opinión sobre dos pelis de esa misma temporada, que he visto en el cine, recomendadas por un programa de radio y que todavia no sé si me han gustado;
"Two lovers", con Joaquin Phoenix ( tengo debilidada por él) y "A good heart".
Me interesaría conocer tu opinión como profesional del cine.
Muchas gracias,
SASA
Gracias

La Guionista Reflexiva dijo...

Gracias por la confianza, Sasa. Pero no puedo ayudarte: no he visto ninguna de las dos. Llevo más de un mes "atada" al ordenador por razones de trabajo y casi no he visto nada ni en el cine ni en casa. Espero liberarme esta semana y ponerme al día... Yo también tengo debilidad por Joaquin Phoenix.

Piru dijo...

Aprovecho para dar a conocer mi blog, ya que hice hace unos meses una crítica sobre Two Lovers, y veo que a algunos os puede interesar:

http://warblackwest.blogspot.com/2010/05/ciclo-james-gray-two-lovers.html

un saludo!

La Guionista Reflexiva dijo...

Gracias por tu aportación, Piru. Te haré una visita en tu blog. Un saludo.

Dialoguista dijo...

Vaya, es tu primer post ;)
Bueno, acá estoy como te dije, despues de haber buscado en donde hablabas de Canino. Me reí mucho con tu comentarios sobre catalogar de surrealista o thriller psicológico, jajaja, la cuestión de adjetivos es siempre muy subjetiva, esta peli tiene algo de surrealista, aunque no en el sentido más abstracto del término que es además el más interesante.
Ya que estamos, hablemos de los género, tan difícil tema!!! y aprovecho y te pido un post al respecto, porque justamente hay cosas que no se denominan tan fácilmente y no me refiero a las pelis inclasificables, sino a las demás, a los perímetros de cada género en si.
En cuanto a la peli, ya sabes mi opinión, pero ya que hablaste de los personajes, creo que hay algunos con los que empatizamos más, los hijos, los tres representan el personaje inocente por decirlo de alguna manera. Asi lo veo yo al menos, decime vos que pensás.
Genial siempre venir a leerte ;)

La Guionista Reflexiva dijo...

Siento que hayas tenido que buscar esta entrada por todo el blog, Dialoguista: ¡Menuda faena te he hecho al no incluir el link en mi comentario a tu post! No lo incluí porque no pensé que nadie fuera a buscarlo...

Respecto a escribir un post sobre los géneros... ¡difícil me lo pones! Es un tema que requeriría varias páginas como mínimo, no podría resumirlo en las 600 palabras que me fijo como tope para mis entradas. Como tú misma dices, los perímetros de cada género no son tan fáciles de definir, además varían con las épocas y los países.

Personalmente, es un tema que no me preocupa demasiado. Yo divido los géneros desde el punto de vista de guión: si un grupo de películas tienen constantes de tema, personajes, estructura, etc. las considero un género. Pero admito que otro las agrupe de otra forma si parte de otros criterios.

Respecto a la inocencia de los hijos en "Canino"... Bueno, podríamos calificarlo así pero también podríamos llamarlo "la estupidez de las masas que no se cuestionan aquello que se les presenta como la única verdad posible"... Jajaja... No me hagas caso, es que me acabo de lavantar y hoy me he despertado malvada...

Como siempre, leerte ha resultado estimulante para mis neuronas.

Un saludo, Dialoguista.

Juanfra López dijo...

Acabo de descubrir tu blog y me ha llamado la atención este post. Imagino que el día que viste el film en cuestión sería un mal día, porque indiferente no deja, y menos en la duda. No se a qué críticos lees tú, los que yo leo no se dedican a clasificar, el cine no es un producto. Por otro lado, de surrealista no tiene nada, que tenga distintas capas no significa que juegue al dadá. Y por último, el director no pretendía contar algo "nuevo", ya sabía que todas las historias están contadas, lo que pretendía era contarla de otra manera. Aunque ya que estamos, te diría que tiene que ver mas con Wittgenstein que con Platón.

La Guionista Reflexiva dijo...

Hola, Juanfra:

No leo casi nunca a los críticos. En este caso lo hice porque tenía curiosidad por ver cómo clasificaban una película bastante inclasificable. Y te aseguro que la palabra "surrealismo" la leí en casi todos ellos y la oí en un par de programas de cine de la TV.

Me alegro de que hayas encontrado críticos que no se dedican a clasificar porque la razón de que yo no lea crítica casi nunca es que me aburren las etiquetas que, además, muchas veces me parecen erróneas.

También me alegra ver que te apasiona tanto el cine, que disfrutaste con Canino y que has querido compartirlo en este blog.

Gracias por comentar. Un saludo.

Juanfra López dijo...

Hola Guionista Reflexiva, el problema está en que hay que saber a qué críticos leer, y no es tarea fácil, ya que la mediocridad campa a sus anchas. El único consejo que te sugiero es que para detectar a un buen crítico primero hay que saber cómo criticar. Puede parecer algo absurdo, pero por ejemplo nadie cuestiona que para hablar de micro partículas hay que saber de física, y sin embargo, todo el mundo tiene una "opinión" sobre el cine.

Lo mismo que pasa con la crítica, es trasladable al espectador. Todo el mundo se siente en el derecho de ver cualquier film, pero la mayoría no tiene cultivada la mirada para cierto tipo de arte. De ahí, que con Transformers lo flipen y que con Canino se queden dormidos. Esto es análogo en cualquier otro arte, si no haz la prueba, coge a cualquiera por la calle y ponlo frente a un cuadro de Magritte o Goya. ¿Crees que entenderán lo que verdaderamente transmiten dichas obras? Hay que tener un conocimiento previo para poder acceder a las cosas. El arte no es algo subjetivo, por más que se empeñen relativistas ignorantes en ello.

Espero que no te tomes mis comentarios como algo personal, sólo he aprovechado para vomitar mi ya acostumbrada verborrea. Me alegro que a ti también te apasione el cine y que entre todos contribuyamos a mejorarlo. Saludos.

La Guionista Reflexiva dijo...

Hola, Juanfra:

Celebro verte de nuevo por aquí y no, no me tomo tus comentarios como algo personal, al contrario, me gusta escuchar -leer en este caso- opiniones diversas, sobre todo si están bien argumentadas.

Creo, como tú, que el arte no es algo subjetivo pero tampoco me parece algo matematico y estricto. Lo que, supongo, me sitúa cerca del grupo de los que tú calificas de relativistas ignorantes.

Coincidimos en que cuanto más cultivada sea una persona más podrá apreciar una obra de arte.

Yo añadiría que no basta con la cultura, que se necesita cierta sensibilidad natural. Porque he visto emocionarse ante un cuadro de Goya a gente sin ninguna formación académica pero que, gracias a su sensibilidad natural, han sabido formarse de forma autodidacta. Y también me quedo fascinada cuando hablo con viejos campesinos o pastores por la forma -buenísima- en que utilizan el lenguaje y en que -sin saberlo- crean a veces metáforas geniales cuando hablan. Muchos los calificarán de analfabetos pero a mí me parecen hombres sabios que han sabido aprender observando la vida cotidiana.

Y, por último: ¿qué importa si hay gente a la que gusta Transformers y no soportan Canino? Cada uno tiene derecho a saborear la vida de la manera que le parece mejor. No podemos exigir a los demás que vean el mundo con nuestra mirada... ni creo que haga falta.

Sigue pasándote por este blog y comentando siempre que te apetezca, Juanfra: Estás en tu casa.

Juanfra López dijo...

Con lo de los ancianos me has tocado la vena sensitiva. Una de las personas más inteligentes que he conocido fue mi abuelo materno y no puso un pie en una escuela. Pero eso no quiere decir que su "sabiduría" apareciera de la nada, más bien se forjó en la calle, con la experiencia y con las personas que conoció. Ahora bien, también he conocido a ancianos ignorantes y analfabetos. Con esto quiero decir que da igual como adquieras el "saber" de lo que sea, ya sea mediante libros, profesores o con la experiencia, el hecho es que tienes que adquirirlo. No creo en las ideas innatas -volvemos de nuevo a Platón jiji-, puede haber una predisposición, sí, pero el lenguaje hay que aprenderlo, es algo "cultural", nos movemos entre signos y códigos, de ahí nuestra gran diferencia con el resto de seres vivos.

Bueno yo creo que ya está bien por hoy. Por cierto, ¿eres de Barcelona no? Yo estoy estudiando un master de dirección aquí, en la Bande a part. Ahora sí, bye.

La Guionista Reflexiva dijo...

Sí, Juanfra, soy de Barcelona. Qué bien que estés estudiando dirección, porque se nota que te apasiona.

Espero que te vaya bien el curso y que consigas hacer las películas que quieres.

Un saludo.